Se equivocaron de bandera, se equivocaron de Avatar

No, no voy a poner la bandera de Francia en mi avatar en Facebook. No voy a usar esos colores. No porque no sea humana y no me haya impactado la noticia del ataque en París. Bastante retorcida la vivencia para quienes lograron sobrevivir en una noche de viernes 13. Espeluznante para cualquiera. No pongo la bandera de Francia simplemente porque no le brindaré publicidad a la violencia y  a la muerte, venga de quien venga.

Foto de Genbeta.com
Foto de Genbeta.com

A ver, ¿Por qué Facebook se conmueve con Francia? ¿Por qué no se conmovió con los afectados en Nigeria por las masacres del grupo extremista Boko Haram, una noticia que casi pasó desapercibida en los medios de comunicación y en las redes sociales? Las atroces acciones de ese grupo fueron más sangrientas, crueles y terroríficas. Y nadie posteó ni se alarmó por eso. ¿Por qué un Avatar por París? ¿Y la violencia en el resto del mundo?

Sería más interesante ir más allá de la inmediatez y hasta esperar. No pongo la bandera de un país que responde a un ataque con otro ataque, y que se excusa en aras de la libertad. Y si desde París alguna vez surgió aquello de libertad e igualdad como valores supremos, los derechos humanos que se enarbolaron como bandera en 1789 y marcaron un profundo seísmo para Francia extendiéndose como ola por Europa, Rusia y América, hoy de eso no queda más que el recuerdo histórico. En caliente se dijo ‘ojo por ojo’ y se bombardeó la ciudad de Raqqa en Siria, un país sumido en una violenta confrontación desde hace años y a la que el mundo dejó a su suerte desde el inicio. Demasiados intereses. Nadie hizo nada, ni Francia pues. Hoy la población siria, una vez pacífica, anda peregrina por Europa buscando refugio. Isis vive en Siria con anuencia de los gobiernos mundiales que armaron y entrenaron a los grupos terroristas. Haga memoria y acuérdese de Bin Laden.

Leía las redes sociales el fin de semana y la gente conmovida -¿de verdad?- que a lo mejor ni ha pisado París, ponía mensajes y hasta daba explicaciones de por qué tenía el avatar ¿alguien se las pidió? Un verdadero debate se encendió en Facebook entre aquellos que criticaron por ‘snobismo’, yo lo llamaría vanidad. Otros los llamaron arribistas buscadores de like. Muchos debatieron que sentían pena por Francia, pero sin olvidarse de Venezuela, donde esa misma cantidad de muertos ingresa a la morque producto de la delincuencia común y no de un grupo terrorista en un sólo fin de semana. Agregue que lo mismo pasa en Colombia, en Nigeria, en México, en África, en Siria, en Líbano y la lista es casi infinita.  ¿Se hizo un avatar para lo que ocurrió en Líbano a la par de París? ¿Fue noticia? O sólo les importa la muerte en la Ciudad Luz. ¿Es por qué París es más bonito, es cuna de arte, con sus bellos Campos Elíseos y es la capital del turismo por excelencia? Las caras de las niñas nigerianas secuestradas, violadas y asesinadas brutalmente por Boko Haram no son bonitas como para merecer un avatar. Los 43 de Ayotzinapa –cuyas familias esperan aún su regreso- no son tan llamativos para invocar un Avatar, a ver si con eso el gobierno mexicano se siente más obligado a dar una respuesta.

Foto de Pixabay.com
Foto de Pixabay.com. El Palacio Nacional de los Inválidos

Por lo visto el mundo es tan banal e hipócrita que hasta Facebook se une a esta tendencia. Cuál hoguera de vanidades, nos importa lo inmediato e intrascendente. La muerte de algunos nos llama más la atención que toda la barbarie, la muerte, la violencia y el terror que vive la humanidad en muchas más partes del mundo.  Entonces, le preguntaría a la gente de Facebook, ¿Por qué no aprovechar su poder como red social que une a millones en el planeta para crear avatares y campañas que promuevan la toma de conciencia, el amor, la verdad, la luz? Lo hicieron para celebrar el matrimonio gay en Estados Unidos. ¿Y el resto del mundo les importa?

¡Creen un símbolo nuevo! Ayuden a la humanidad a sentir que es  UNA, porque la verdad sea dicha: somos una sola humanidad, a bordo de una única nave, nuestro planeta. No hay diferencias en los seres humanos a nivel biológico. Las hay creadas por la mente y los sentimientos. Todos somos uno, así le suene trillado. Y aunque en cada parcela llamada país, nación y pueblo, hay problemas, el mayor reto de la humanidad no está en ‘luchar’ en contra del terrorismo, la guerra invoca más guerra y tenemos miles de año viviendo esa experiencia, el caso de judíos y palestinos debe significar algo. El verdadero reto está en que como humanidad podamos encontrar el verdadero amor y construir un mejor planeta. No seguir empeñados en la destrucción y la extinción de la paz, del amor, de todo lo bueno y constructivo.

Nunca he estado en París, pero sí seguiré escuchando una de los canciones más hermosas en la voz de una mujer única, Édith Piaf, La Vie en Rose. Espero que Francia pueda reponerse e ir más allá del contexto inmediato y así como Estados Unidos y España lograron salir adelante cuando fueron ‘humillados’ por los terroristas, puedan no sólo encontrar el verdadero camino de la paz, sino enarbolar una bandera de luz para todo el planeta, como lo hicieron hace tantos años después de la Toma de la Bastilla.

Anuncios

3 comentarios sobre “Se equivocaron de bandera, se equivocaron de Avatar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s