5 cambios necesarios en nuestra vida para ser exitosos

la nota latinaVeamos cómo superar esas creencias que nos limitan y nos impiden lograr en nuestra vida aquello que realmente deseamos. Podemos ser lo que queramos ser modificando nuestras creencias y superando nuestros más hondos temores.

El miedo como motor de nuestra evolución

El miedo es uno de los detonantes que más nos afecta cuando nos inmoviliza para lograr lo que realmente deseamos. El miedo nos muestra que “no podemos vivir abundantemente”. Sin embargo, es también un motor para emprender aquello que tenemos en mente.

Quedarnos paralizados por miedo nos impide crecer. Cualquier acción que tenemos miedo a realizar proviene de un sentimiento de escasez que nos lleva a creer que tenemos la posibilidad de perder algo para siempre. ¿Miedo a amar? ¿Miedo a ser feliz? ¿Miedo a que nos hagan daño? Sí, es posible. Pero también es el riesgo que debemos tomar si queremos amar, ser felices y salir adelante. No podemos aferrarnos a aquello que deseamos y no tenemos en este momento o que no podremos recuperar si lo perdemos.

Miedo es escasez y si le damos fuerza más escasez se genera. ¿Cómo superarlo? Modificando nuestras creencias: “Lo que nos importa y es relevante para nosotros vive en abundancia”.

El cambio nos requiere esfuerzo, tiempo y hasta dinero

¿Cuántas veces nos decimos a nosotros mismos haré tal cosa cuando tenga tiempo, dinero o esto o aquello? Posponemos emprender algo por no tener el tiempo suficiente, la voluntad al tope, estar demasiados comprometidos o simplemente porque no es el momento.

¿Cuántas listas de buenos deseos iniciamos y no cumplimos? Los cambios nos requieren al 100% e implica que debemos estar dispuestos y bien organizados. Ir paso a paso y ser comprensivos con nosotros mismos es lo fundamental. Nada hacemos con sentirnos culpables y paralizar nuestro actuar porque las cosas a primera no nos resultaran. Lo importante es sentirnos comprometidos, apreciar el progreso e ir avanzando.

La verdad nos hace libres

Un mal de esta sociedad actualizada, tecnológica e hiperconectada es hacernos creer que tenemos una necesidad de ser felices y de sentirnos bien en todo momento, cuando nada hay más lejos de esta realidad.

Ser felices es una opción, ser felices en todo momento y lugar es irreal. Ese fanatismo y obsesión permanente que se inculca hasta en los hijos de que “debemos ser felices a toda costa” nos aleja de la verdadera motivación: pasar los tragos amargos y verlos como oportunidad real de crecimiento y superación. Toda conducta que nos estanca en la vida proviene de buscar sentirnos bien en cada momento.

Sentirse mal no es un pecado. Es una opción y puede servir para ser sinceros, evaluar nuestra verdad: analizar qué nos molesta, que nos duele o nos pone de malas. Al ver qué pasa exactamente podemos buscar las soluciones y emprender un cambio hacia lo que realmente nos puede llevar a nuestro objetivo de vida. En ese momento es cuando la verdad nos liberará.

Calma para vencer al estancamiento

Ser ecuánimes ante las situaciones que nos desesperan, nos alertan o nos ponen nerviosos es la mejor opción para evitar estancarnos. Hay tiempo para todo y andar con prisas y angustia no nos ayuda a lograr nuestras metas. Así que ser proactivos en vez de reactivos e impulsivos, nos va a dar con mejores resultados.

En tiempos en que las redes sociales nos motivan a estar muy conectados, es casi imposible relajarse, tomar calma en los pensamientos y sentirse bien. Lograr la ecuanimidad requiere entonces de más esfuerzo.

Hacer un pausa para simplemente existir, respirar, alejar la mente de todo… apartar la ansiedad, el entusiasmo momentáneo y las reacciones impulsivas. Con la calma viene el crecimiento.

El crecimiento nos guía

Crecimos siguiendo pautas y órdenes de acabar lo que empezamos. Hemos ido por la vida de logro en logro, de proyecto en proyecto, y que si no acabamos algo nos consideraremos imperfectos y poco exitosos. Más la vida es como un viaje, con muchos giros y destinos.

Lo importante es mantener la dirección y la voluntad de seguir experimentando hacia dónde queremos ir. Arriesgarnos a vivir los giros para llegar a nuevos destinos. De eso se trata el crecimiento.

Por Evelyn Navas Abdulkadir

@ecnaproasesoria en Twitter, Facebook e Instagram

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s