Ser motivadores desde nuestra libertad

Solemos hablar de motivación, pero en estos días en que el panorama en general parece ser oscuro y complicado, tendemos a alarmarnos o a estar más pendientes de lo externo. Y así podemos perder nuestro rumbo o el objetivo central de nuestras vidas.

Podemos estar rodeados de gente tóxica y no saberlo o no reconocerlo. Incluso nos convertimos en tóxicos cuando nos desequilibramos ante el panorama oscuro que nos pueda presentar la vida y pretendemos imponerles nuestras percepciones negativas a otros.

No se trata de negar la realidad de la vida de otros. Se trata de decidir sobre nuestra vidas: ¿qué queremos exactamente y que nos agrada más de la vida en sí?

Se consideran tóxicas aquellas personas que requiere convencer a los demás de que su tragedia debe ser compartida, se victimizan y buscan arrastrar a los demás para sentir que hay un equilibrio virulento que les da motivos, tanto para tener la razón, como para no sentirse solos en esta cruzada autodestructiva.

Con solo ver los noticiarios tenemos. Basta mirarlos para darse cuenta que el dolor hace eco en cada titular. Así unos se mantienen estables en su estatus quo de poder y los demás deprimidos, alarmados. Seguro con esos titulares cada quien logra su cuota de poder.

¿Cómo podemos motivarnos y hacer de motivadores desde la libertad?

Nos podemos reencuadrar. Aceptamos una realidad, no la desconocemos, pero más allá de eso, tenemos la libertad de enfocarnos en lo que realmente nos define, lo que nos gusta, nuestra imaginación, nuestras fortalezas.
Podemos preguntarnos ¿Qué realidad queremos vivir? Muchos preferirán las sombras, la oscuridad, el estado de queja permanente. Otros elegirán el bienestar.
Poder disfrutar del presente, más allá de la realidad que se viva, es más importante que sumirse en las emociones negativas de un entorno. En una era en la que las redes sociales y el personal branding sirven como potenciadores de todo tipo de contenidos, vale la pena cambiar precisamente ese contenido al que se expone nuestro entorno.

Ser motivadores e inspirar a otros con toda la abundancia que nos da la vida, desde nuestra acción. Podemos mostrar buenas noticias, compartir cosas o mensajes positivos y hasta podemos crear esa información motivadora que le haría bien al mundo. Sentirse bien no es un pecado, es una opción. Podemos elegir sentirnos bien y ser compasivos. No ignorar la realidad, sino más bien, elegir lo mejor para seguir creciendo y cumpliendo metas.

La práctica de la compasión

Practicar la compasión rinde beneficios, incluso nos podemos entrenar a nuestro cerebro. Un estudio dirigido por el Dr. Richard Davidson del Centro para la Investigación de Mentes Saludables de la Universidad de Wisconsin-Madison les enseñó a  los participantes a generar compasión hacia diferentes personas: tanto a personas queridas por ellos, como a personas que son consideradas difíciles en sus propias vidas.

Este estudio señaló la posible relación que existe entre el cambio de comportamiento de las personas; es decir, el hecho de ser más compasivos y los cambios medibles de la actividad cerebral, dando cuenta de por qué los pensamientos compasivos pueden dar lugar a actos de compasión. Después  de un entrenamiento de dos semanas, los participantes que practicaron compasión reportaron haber realizado más comportamientos o acciones altruistas hacia personas que consideraban extrañas; lo cual sugiere que la compasión es una habilidad que se puede entrenar y que de hecho puede cambiar la perspectiva en la que nuestro cerebro concibe el sufrimiento propio y de las demás personas, así como incrementar nuestras acciones para aliviar dicho sufrimiento.

Entonces, motivarnos a ser compasivos nos puede llevar más allá en nuestras propias vidas. Podemos motivar un cambio en nuestro entorno si comenzamos en nosotros mismos. Podemos motivar a otros desde nuestra propia libertad.

Por Evelyn Navas @ecnaproasesoria

Anuncios

Un comentario sobre “Ser motivadores desde nuestra libertad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s