¿Cómo afecta la música actual a tus emociones?

No es una ilusión, ni es añoranza por el pasado. Es un sí rotundo y contundente: las canciones actuales se han vuelto negativas emocionalmente. Una investigación de expertos estadounidenses sobre los temas Billboard Hot 100 desde 1951 hasta 2016 demostró lo que seguro se han estado cuestionando: la lírica de la música moderna está cargada de negatividad, melancolía, ira y miedo.

Evelyn Navas @ecnaproasesoria

La revista Popular Music Studies publicó un estudio que revela el mayor uso de palabras asociadas a emociones negativas como la melancolía, la ira y el miedo en las composiciones musicales modernas y un declive de palabras vinculadas a la alegría y la felicidad. Los 65 años estudiados (1951-2016) muestran cómo las letras de las canciones populares han cambiado de positivo a negativo emocionalmente.

Y es que las canciones populares son las que mayormente oímos. También son las más susceptibles a cambios, pues varían según las tendencias de sonido, los ritmos de moda y hasta las tendencias sociopolíticas o temáticas sociales en el tapete (como el cancionero de protesta).

Es por eso que los investigadores Kathleen Napier y Lior Shamir de la Universidad Tecnológica de Lawrence (Michigan, Estados Unidos) se dieron a la tarea de descubrir la valencia emocional de la música popular en su investigación que abarcó la revisión exhaustiva de las letras de 6,150 canciones, excluyendo unas 65 canciones sin letra, en su estudio titulado Análisis Cuantitativo de Sentimientos en las Letras de la Música Popular (Quantitative Sentiment Analysis of Lyrics in Popular Music).

Para lograrlo se apoyaron en el uso de la plataforma de código abierto IBM Tone Analyzer, que permite determinar automáticamente el tono del texto escrito. Lo bueno es que este programa permite identificar 13 tonos divididos en tres grupos: Tono emocional (ira, disgusto, miedo, alegría, tristeza), Tono lingüistico (analítico, tentativo, confianza), y Tono social (apertura, conciencia, extroversión, amabilidad y rango emocional). A cada tono se le asignó una puntuación de 0 a 1, donde un valor mayor expresa una mayor manifestación.

Una muestra, el clásico de Queen We Will Rock You contiene más frases positivas y muy pocas que inspiren al miedo o emociones negativas. Todo dependerá de cómo se interprete por parte del oyente, y también habría que considerar al compositor, porque, al fin y al cabo, como un ser inserto en una sociedad, su papel y su contribución al mundo, se verá amplificada con sus líricas.

“Aunque el amor y el romance han sido un tema dominante en la música popular, las letras y los estilos líricos han cambiado significativamente a lo largo de las décadas reflejando los cambios políticos y sociales”.


Kathleen Napier y Lior Shamir

La música cambia con el tiempo. Es cierto que hoy el pop, el reggaetón y un sinfín de ritmos, nos invaden por todos lados. Las letras de esas canciones, tristes, melancólicas, plenas de desamor, victimismo, venganza, retaliaciones e ira están muy presentes. Atrás quedaron poetas como José Luis Perales o Armando Manzanero, solo como ejemplo, cuyas canciones perduran por su simplicidad y belleza expresiva.

Taylor Swift

Este estudio concluye que en las décadas en donde el pop es el rey absoluto hay todo un abanico emocional negativo presente en sus líricas, con canciones plagadas de ira y tristeza, cediendo al declive el uso de la alegría, la seguridad en uno mismo y la sinceridad como claves de sus letras. Basta imaginar a una de las reinas de Spotify como lo es Taylor Swift, que le ha compuesto temas -muy exitosos, por cierto- a cada exnovio.

Los años 90 son los de mayor uso de expresiones asociadas a la ira, la tristeza, el miedo, el disgusto y la conciencia. Quizás también sea un reflejo de la sociedad de esa década. Mientras que la década de los años 80 marcó los mayores hitos de alegría entre los años 1982 y 1984, algo parecido a la década de los años 50.

La década de los 70 fue particularmente alegre para la música pop registrando canciones con letras mejor inspiradas. ¿Qué pasó luego? Cabría analizar a los compositores del listado de los Hot 100 de Billboard y ver cómo los influyó la modificación en los valores sociales, en general, porque al fin y al cabo, se compone para una audiencia que año tras año quiere escucharles nuevos temas.

También habría que ver el predominio de los productores musicales. Seamos sinceros, la industria musical es un negocio que año tras año mueve cifras multibillonarias en todo el mundo. Así que sí la melancolía y la tristeza producen muchos billetes verdes, seguirán marcando tendencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s